Transportes

Los dispositivos electrónicos, el instrumental y los equipos instalados en medios de transporte, ya sea con ruedas o ferroviarios, están sujetos a las tensiones transmitidas por las irregularidades del terreno, o bien por las interconexiones de las vías.

Tales tensiones, en forma de vibraciones o sacudidas repetidas, si no son reducidas lo suficiente por los sistemas de amortiguación principales del vehículo, pueden influir en el funcionamiento y en la duración de algunos sistemas instalados a bordo.

En otros casos, la fuente de vibración se encuentra montada en el vehículo mismo (por ejemplo, el motor) y los aparatos colocados cerca de él deben, por lo tanto, ser protegidos.

En todos los casos, los sistemas montados en medios de transporte pueden estar sujetos, ya sea durante el uso normal o en caso de eventos excepcionales (accidentes), a aceleraciones incluso importantes en las diferentes direcciones.

Por este motivo, todos los soportes antivibrantes instalados deben ser adecuados, no solo para optimizar la reducción de las tensiones vibratorias o de choque, sino también para resistir a cargas inerciales resultantes precisamente de estas aceleraciones.

Los soportes antivibrantes de goma Vibrostop AAVibrostop AADVibrostop MM no exigen la resistencia de la unión a la parte elastomérica sino que están diseñados de modo tal que descargan las posibles sobrecargas en las partes metálicas.

Otro tipo de soportes que combina buenas prestaciones de aislamiento, tanto de vibraciones como de choques, y garantiza la resistencia de la unión en caso de sobrecargas es la familia de los aislantes de cable de acero: series Vibrostop AVAU y Vibrostop Cavoflex.

El soporte Vibrostop PGM tiene un empleo peculiar en los medios de transporte en los que los espacios son a menudo estrechos, ya que tienen una altura muy reducida de modo que queda casi inmerso en el espesor de las estructuras de sostén.