Construcción naval

La naturaleza misma de las construcciones navales realizadas principalmente con materiales metálicos requiere una particular atención para evitar que las fuentes de vibraciones presentes a bordo (motores, bombas y otros equipos) trasmitan a las estructuras demasiada energía, que luego se propagaría fácilmente y causaría niveles vibratorios y acústicos no aceptables para el bienestar de los pasajeros o la tripulación.

Por otro lado, los sistemas delicados que pudiera haber (cuadros de distribución u aparatos electrónicos) deben estar protegidos contra el posible nivel vibratorio presente en el ambiente; se puede pensar, por ejemplo, en equipos cerca de la sala de máquinas.

Estas dos necesidades, unidas al hecho de que el sistema por aislar se encuentra montado en un medio móvil y, por lo tanto, sujeto a aceleraciones y desplazamientos vinculados al movimiento del navío, llevan a la elección de aislantes de goma con elementos metálicos que limiten los desplazamiento y garanticen la resistencia de la unión: Vibrostop AA de aleación de aluminio y Vibrostop MM de acero.

Si la exposición a la corrosión salina requiere materiales más resistentes, la serie Vibrostop AA se puede suministrar con partes de aleación liviana con tratamiento de galvanizado y la serie Vibrostop MM está disponible en acero inoxidable.

En el caso de la construcción naval militar, además de las vibraciones, a menudo es necesaria la protección de los aparatos contra los choques: para estas aplicaciones es posible elegir entre los resilentes Vibrostop MMC, Vibrostop AVAUVibrostop AVAUD y Vibrostop Cavoflex.