Cuadros de distribución

Los cuadros de distribución generalmente no contienen fuentes de vibración relevantes, con excepción de algunos ventiladores de refrigeración, pero a menudo deben ser protegidos de las vibraciones presentes en el ambiente en el que se encuentran instalados.

Los componentes eléctricos y electrónicos contenidos en el armario podrían de hecho sufrir las consecuencias de las vibraciones o de los choques transmitidos a la estructura del cuadro.

El uso de aislantes antivibrantes y/o antichoque adecuados sirve, por lo tanto, para evitar el mal funcionamiento, lo que prolonga la vida útil y reduce las intervenciones de mantenimiento.

En el caso de instalación en ambientes industriales, los cuadros deben ser protegidos, por ejemplo, de las vibraciones generadas por las maquinarias y por los equipos presentes en el edificio, o bien de las sacudidas vinculadas a la acción de prensas y martillos cercanos.

Con frecuencia, el cuadro mismo se encuentra montado en la estructura de la maquinaria o del equipo fuente de la vibración.

Otro caso típico es el del aislamiento de los cuadros cuando se encuentran instalados en navíos donde podría haber vibraciones ambientales importantes (por ejemplo, cerca de la sala de máquinas), o bien en el caso del navío militar, donde podría existir la necesidad de proteger el cuadro de las ondas de choque propagadas a través del casco y originadas por una explosión submarina.

Si para la protección contra las vibraciones fueran suficientes los aislantes, se pueden utilizar las series Vibrostop TSGE (si no se requiere la fijación al suelo), Vibrostop FlexoblocVibrostop GSAVibrostop AA (estos últimos cuentan con limitador de los desplazamientos, necesario en las instalaciones en medios de transporte). En el caso en que fuera necesario aislar también posibles choques se pueden utilizar los soportes de cable de acero Vibrostop AVAU o Vibrostop Cavoflex.

A veces es suficiente proteger solo algunos componentes más delicados que se encuentran dentro del cuadro; para este fin se pueden utilizar aislantes pensados para cargas más livianas, como los Vibrostop AAD o los Vibrostop Conic, o Vibrostop CMM.